3 Pasos

Limpiar poros

Como se dice, “todo lo que entra debe de salir”, pero cuando se trata de tu cutis no siempre es tan sencillo. La transpiración, el maquillaje y la contaminación son agresores diarios que se acumulan en el fondo de tus poros. Te puedes sentir muy tentada a apretar o exprimir lo indeseado, pero detente, no lo hagas. Exprimir, además de que posiblemente dejará cicatrices, también daña fácilmente el tejido delicado de la piel y esto puede provocar que el poro aumente su tamaño. Como ves, es totalmente contraproducente. Para que no caigas en la desesperación, te mostramos tres pasos para limpiar los poros y minimizar su apariencia.

Paso uno: realiza una doble limpieza profunda.

Es muy tentador no usar desmaquillante para ahorrar tiempo (o por falta de energía), pero en realidad es un paso súper importante porque este disuelve los productos más rebeldes como el maquillaje y el filtro solar. Así que úsalo primero y luego lávate la cara. Como consecuencia, tu limpiador hará un mejor trabajo, es decir, quitará los restos de grasa del día porque ya no se tiene que ocupar de eliminar la primera capa de los restos de los productos que ya quitó el desmaquillante. Usa un sonic cleansing brush para una limpieza más profunda y para poder llegar hasta los poros.

Paso dos: ve directo al grano.

La limpieza por sí sola no eliminará esos pequeños puntos negros de grasa. La exfoliación regular y suave quita las células muertas de la piel, las cuales contribuyen a obstruir los poros. Otra ventaja es que también prepara la piel para absorber mejor cualquier tipo de tratamiento hidratante

Paso tres: no te olvides de la protección.

En gran manera, el tamaño del poro es hereditario. Pero el daño solar (actual y con el tiempo) puede debilitar la estructura celular de la piel, haciendo que los poros pierdan su forma y se expandan. Encuentra un filtro solar de amplio espectro que sea apto para tu tipo de piel, y hazlo parte de tu rutina diaria. Las fórmulas sin aceites son las mejores para los poros con obstrucciones crónicas.