Consigue el Look

El Resplandor que no Termina

Un saludable resplandor que nos ilumina de adentro hacia afuera es siempre uno de los objetivos en nuestra lista de #skingoals. Aunque en muchas ocasiones los imprevistos del día a día se interponen en el camino: contaminación, falta de sueño, cenitas con drinks y los días locos pueden socavar el brillo de tu interior inmediatamente. El antídoto: Even Better Glow Light Reflecting Makeup SPF 15, una base de maquillaje ligera cuyo poder radica en una genialidad: perlas que reflejan la luz al instante, dándole luminosidad a la piel y disimulando las imperfecciones (es un poco como tener tu filtro favorito de Instagram en tu propia base de maquillaje). También contiene vitamina C, que le aporta brillo a la piel a largo plazo, incrementando la probabilidad de que aquellos días en los que sientes que no necesitas usar una gota de maquillaje ocurran más a menudo. Ganar, ganar. Combínalo con un bronzer cálido para lograr una luminosidad saludable de forma instantánea, esto luce bien en todo momento y en cualquier lugar.

Paso 1: Logra encender tu brillo
Empieza por preparar tu piel con la Clarifying Lotion adecuada para tu tipo de piel. Este líquido exfoliador contiene ácido salicílico y hialuronato de sodio que suavemente retiran la opacidad causada por las células muertas, permitiendo que apliques tu base de maquillaje sin ningún esfuerzo. Después, aplica en tu frente, barbilla, mejillas y nariz una pequeña cantidad del Even Better Glow Light Reflecting Makeup, y difumínalo con las yemas de tus dedos. Reaplica un poco más sólo en donde creas que sea necesario.

Paso 2: Agrega un poco de calidez
El truco para conseguir un bronceado natural es elegir un bronzer que no tenga brillos, las fórmulas en crema son mucho más sencillas de mezclar e irlas construyendo, como es el caso del Chubby Stick Sculpting Contour. Otra de las claves es la colocación, mantén tu dedo índice justo debajo de tu pómulo, éste es el lugar exacto en el que debes deslizar el bronzer, a la altura de la sien hasta la comisura de la boca. Tip: ve aumentando poco a poco la presión al momento de ir dibujando la línea para que el bronzer se vaya haciendo más oscuro cerca de la oreja y gradualmente más ligero hacia tu boca. Difumínalo con los dedos.

Paso 3: Dale a tus mejillas una energía ruborizante
Deliza un blush cálido en tus mejillas en tono durazno con el Cheek Pop en Peach Pop, justo arriba del bronzer, mezclándolos para lograr un sutil efecto de degradado.

Fotografía: Nick Stokes | Foto de producto: Jon Paterson | Texto: Hilary Presley | Peinado: Holly Mills | Maquillaje: Maki H | Estilismo: Seppe Tirabassi | Manicurista: Gina Edwards